Plusvalia Municipal en la Herencia 2017-12-28T11:52:22+00:00
CONSULTA Legal GRATIS

Abogados Expertos en Plusvalía en Valencia

Cómo evitar la plusvalia municipal en la herencia

La plusvalía es un concepto que va mucho más allá del conocido por todos Impuesto de Sucesiones. Cuando un sucesor deja una herencia, los impuestos por los que se debe hacer una contraprestación no terminan ahí.  Además, es necesario abonar la cuantía de la plusvalía municipal. De este tipo impositivo, cabe señalar, que están exentas las fincas de carácter rústico.

No obstante, en lo que se refiere a las fincas urbanas, el impuesto de plusvalia debe abonarse tanto si se ha recibido en herencia, como si la operación que se ha llevado a cabo es una compraventa.

A tener en cuenta: fecha del fallecimiento, valor catastral, impuesto sobre el incremento y calcular el impuesto, además de otros conceptos que no deberemos olvidar.

Qué es la plusvalía municipal

La plusvalía municipal es un tipo impositivo de valor, que trata de que el legatario abone la cuantía del precio del inmueble que haya incrementado con respecto al inicial. Se trata por tanto, de un impuesto que lo que lleva a cabo es una corrección del valor de la vivienda. Otra forma con la que se conoce a dicho tipo impositivo es el Impuesto del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Este impuesto está muy polemizado, ya que al aplicarse se está dando por hecho que las viviendas de tipo urbano están en continuo aumento de valor y este caso, no siempre es real. Especialmente, más que en sus orígenes, el debate estalla tras el boom de la burbuja inmobiliaria de 2008.

En Abogados Valencia podemos ayudarle a recuperar lo que es suyo. Contacte con nosotros

abogado valencia, abogado gratis valencia

CONSULTA Tu Duda Legal GRATIS

La plusvalia en la herencia

Tal y como se ha venido mencionando a lo largo de los párrafos anteriores, el impuesto de plusvalia se va a aplicar a todo inmueble de carácter urbano que se haya dejado en una sucesión. El tipo impositivo siempre entiende que el valor de la vivienda en cuestión ha incrementado, por tanto, para el calculo de la plusvalia municipal se tasa hasta que el bien inmueble haya llegado al tope de los 20 años. Una vez superado este número, el valor del impuesto de plusvalia será siempre el mismo.

La tasación y el consecuente calculo de la plusvalia es realizado por los Ayuntamientos. Cuando se tasa la plusvalia en la herencia de un bien inmueble, se tienen en cuenta todos los años que hayan transcurrido y las personas por las que haya pasado. No obstante, el dato de más relevancia que es tenido en cuenta es el número de años del bien inmueble, debido a esta medida, el valor aumentará entre el 3 % y el 3,5 % en una cuantía global.

El impuesto de plusvalia en la herencia es necesario que sea solicitado en un plazo impuesto. El mismo contará desde el día siguiente a que el fallecimiento se hubiera producido y finalizará una vez pasados seis meses desde dicho día. Sin embargo, es posible que el plazo sea aumentado hasta llegar a cumplir un año, en lo que se refiere a la solicitud de este tipo impositivo. Por otro lado, en cuanto a la liquidación, es posible que la misma sea aplazada hasta un plazo dentro de los cuatro años siguientes.

La manera en la que se lleva a cabo el calculo de la plusvalia se ha tachado por un sector de la doctrina jurídica como inconstitucional, ya que el valor se aplica por igual, sin importar las condiciones o el lugar donde se encuentre la vivienda. Es decir, no es un experto independiente quien acredita el valor en el que haya aumentado – o reducido si se diera el caso – el bien inmueble, sino que de la misma forma se aplicará el tipo impositivo en un antiguo barrio residencial, que en el centro de una gran ciudad o capital.

¿Quiénes deberán satisfacer la cuantía del impuesto de plusvalia municipal?

Cabe destacar que se ha marcado un antes y un después a partir de la publicación de la Sentencia del Tribunal Constitucional del pasado 16 de febrero de este año 2017, ya que dicho impuesto podría proporcionar beneficios a algunos propietarios.

En el pago del impuesto de plusvalia municipal hay dos supuestos que se pueden diferenciar claramente. Estos son, haber adquirido el bien inmueble sin contraprestación alguna de por medio, es decir, de forma gratuita o bien, haberla adquirido de manera onerosa o lucrativa en el caso de que mediara precio en la transmisión de la vivienda.

En el caso de la adquisición gratuita se puede englobar el caso de las sucesiones o de las donaciones. De esta forma, la persona sobre la cual se aplica el tipo impositivo es aquella que ha recibido dicha herencia o donación sin que medie precio por la misma, ya que es este el que ha recibido un beneficio.

No obstante, si el caso que se viene explicando fuese una contraprestación, el impuesto será aplicable, en sentido contrario al anterior, al que ha vendido la vivienda. En este caso, ha sido este el beneficiario. En teoría, el bien inmueble incrementó su valía a lo largo de los años, según la base de aplicación del impuesto de plusvalia. Por tanto, este hecho también se verá repercutido a la hora del traspaso oneroso, por lo que se deberá aplicar el impuesto.

No obstante, para el método de aplicación del tipo impositivo, es necesario remitirse a su vez a los artículos 104 y 107 de la Ley de Haciendas Locales.

Cómo realizar el calculo de la plusvalia municipal

De acuerdo con los principios constitucionales, los Ayuntamientos deberán ajustarse al principio básico de “capacidad económica del contribuyente”. Así, para realizar el calculo de la plusvalia municipal, la jurisdicción se remite a la Ley del catastro. Esto significa que para que los Ayuntamientos realicen la tasación, sin dejar de basarse en el incremento de valor en todo caso, tomarán en consideración el valor del mercado en el momento en el que se vaya a calcular el tipo impositivo.

Teniendo en cuenta estos datos, si se quiere saber la cuantía de la plusvalia municipal en la práctica, se deberá tener en cuenta el coeficiente impuesto por cada Ayuntamiento junto a la base imponible, la cual dependerá siempre del aumento que se haya producido en el valor del suelo del bien urbano.

En primer lugar, deben diferenciarse estos elementos expuestos. La base imponible es la cantidad sobre la cual se aplicará el impuesto de plusvalia, que además, muestra el aumento del valor que se ha producido en el bien inmueble urbano en el instante en el que la transmisión del mismo se va a producir y por otro lado, el coeficiente será un número que dependerá de la aprobación de cada Ayuntamiento.

Tal y como se ha expuesto anteriormente, el número de años serán 20, como límite máximo. A partir del momento en el que el bien inmueble tenga esta antigüedad, la cantidad que se tendrá en cuenta para realizar el cálculo de la base imponible en el impuesto de la plusvalia municipal será siempre la misma.

Los límites que podrán aprobar los Ayuntamientos en cada año son los siguientes: un número de 3’7 en el supuesto de que hayan pasado entre uno y cinco años en el momento de la transmisión. Hasta el instante en el que la antigüedad cumplida sea de diez años, el número será de 3’5. Por otro lado, desde ese momento hasta una vez que hayan transcurrido 15 años, el porcentaje aplicable será de 3’2. De esta forma, desde este mismo período hasta que el bien inmueble haya cumplido los 20 años, el número que se procederá a aplicar será de un 3 %.

Una vez que se sepa cuál es el porcentaje a aplicar, dependiendo de los años transcurridos, será necesario empezar a considerar cuál es el coeficiente que a la vivienda le va a corresponder. Para ello, se deberá tener en cuenta la aprobación del mismo por parte del Ayuntamiento de cada municipio. No obstante, de acuerdo con la Ley de Haciendas Locales antes señalada, el límite impuesto por ley deberá ser de un 30 % como máximo.

abogado valencia, abogado gratis valencia

CONSULTA GRATIS sobre tu divorcio

Cómo se puede reclamar la plusvalia municipal y quién puede hacerlo

Ya que la base del impuesto de la plusvalia municipal reside en el fundamento de que siempre aumenta el precio del valor de la vivienda, el éxito en la reclamación de la misma, deberá basarse en una prueba fehaciente de que este ha disminuido. Esta cuestión resulta complicada, ya que no existe una taxación explícita por parte de la jurisdicción y tampoco de la jurisprudencia.

De esta manera y teniendo en cuenta que será el que haya recibido el bien inmueble en herencia aquel que deba hacerse cargo de la prueba, será necesario que este actor consiga pruebas que resulten válidas en el proceso. Para reclamar la plusvalia, lo más habitual será que el solicitante preste atención a la diferencia existente entre el valor que tenía la vivienda en el momento de la adquisición y el que tiene realmente cuando se produce la transmisión.

Será fehaciente si por ejemplo, dichos valores están acreditados a través de una escritura de compraventa que se haya producido entre dos partes que sean independiente. No obstante, en los casos de herencia se plantean más dudas en ocasiones. Lo recomendable en las sucesiones en que la tasación inmobiliaria se lleve a cabo por una empresa de notorio reconocimiento.

plusvalia municipal Valencia, plusvalia herencias

abogado valencia, abogado gratis valencia

CONSULTA Tu Duda Legal GRATIS

Qué ocurre si ya se ha pagado el impuesto de plusvalia

Para reclamar una plusvalia ya pagada, debe señalarse que la mayor parte de las veces no se van a superar los 30.000 € en dicha reclamación. Así, en el caso de que se recurra a una liquidación, debe interponerse en el Ayuntamiento del municipio donde esté situada la vivienda, un recurso de reposición que no deberá exceder del plazo de un mes desde el mismo día en el que llegó la liquidación a manos del contribuyente. En caso de desistimiento, se puede acceder por norma general a la vía de lo contencioso-administrativo o bien, a los Tribunales Económico-Administrativos del municipio. De esta manera, se acabará con todos los caminos administrativos y se podrá seguir reclamando más tarde por vía judicial.

Si lo que se ha realizado en el pago del impuesto de plusvalia es una autoliquidación, el plazo será diferente. Así, se dispondrá de cuatro años desde el día al que corresponda el fin del plazo opcional para que se satisfaga la misma. El procedimiento a seguir en el caso de que se deniegue es el mismo que se ha descrito en el párrafo anterior.

Quién puede reclamar la plusvalía

En lo referido a la cuestión de quién puede reclamar la plusvalía, existe una respuesta generalizada. Lo habitual es que solo puedan ejercitarla aquellos que hayan sufrido pérdidas en una compraventa. Asimismo, podrán llevarla a cabo aquellos contribuyentes cuyas plusvalías no se hayan hecho firme. Para saber si son firmes o no, es necesario tener en cuenta los plazos señalados para la liquidación y la autoliquidación. El fundamento legal de esta afirmación se puede encontrar en el artículo 40 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC), que hace referencia a los “procesos fenecidos”.

Es habitual que susciten dudas entre los ciudadanos cuando se enfrentan a una reclamación por el impuesto de la plusvalia municipal. Actualmente, una vez que se ha declarado la inconstitucionalidad, salta a la vista la necesidad de una regulación más novedosa. No obstante, hasta que este hecho se produzca, lo recomendable es que los contribuyentes procedan por las vías de reclamación y procesos aconsejados.

Debe tomarse en consideración, que si la reclamación que se ha descrito fuera aceptada por el Ayuntamiento o por vía judicial, no solo serán devueltas sino que además, serán pagados a la persona los intereses que se hayan producido en la demora y sean procedentes.

En resumidas cuentas, las novedades que se han producido tras la sentencia del Tribunal Constitucional en febrero de 2017 sobre la plusvalia son variadas. En primer lugar, como se ha venido explicando, a las transmisiones que hayan dado lugar a la generación de pérdidas se les dejará de aplicar el tipo impositivo. Además, se permiten nuevas formas de conocer si se ha incrementado o no el valor del terreno. Por otro lado, los coeficientes de los Ayuntamientos han sido modificados y tal vez, el punto más importante a tener en cuenta, es que las novedades cuentan con eficacia retroactiva.

Cómo se puede reclamar la plusvalía municipal y quién
puede hacerlo

Ya que la base del impuesto de la plusvalía municipal reside en el fundamento de que siempre aumenta el precio del valor de la vivienda, el éxito en la reclamación de la misma, deberá basarse en una prueba fehaciente de que este ha disminuido.

Esta cuestión resulta complicada, ya que no existe una tasación explícita  por parte de la jurisdicción y tampoco de la jurisprudencia.

De esta manera y teniendo en cuenta que será el que haya recibido el bien inmueble en herencia aquel que deba hacerse cargo de la prueba, será necesario que este actor consiga pruebas que resulten válidas en el proceso.

Para reclamar la plusvalía, lo más habitual será que el solicitante preste atención a la diferencia existente entre el valor que tenía la vivienda en el momento de la adquisición y el que tiene realmente cuando se produce la transmisión.

Será fehaciente si por ejemplo, dichos valores están acreditados a través de una escritura de compraventa que se haya producido entre dos partes que sean independiente. No obstante, en los casos de herencia se plantean más dudas en ocasiones.

Lo recomendable en las sucesiones en que la tasación inmobiliaria se lleve a cabo por una empresa de notorio reconocimiento.

abogado valencia, abogado gratis valencia

CONSULTA Tu Duda Legal GRATIS

Plusvalia Municipal en la Herencia
1.5 (29.7%) 33 votos